viernes, 9 de septiembre de 2011

BERLÍN


Con la anterior imagen cuyas dos torres corresponden a Bolonia, inicio un recorrido vertical por algunas ciudades de aquí y de allá. Me pongo a pensar ¿por qué he elegido estas imágenes en representación de estas ciudades? y solo se me ocurre pensar en el dicho ese que dice, “ cuando el dedo señala la luna, el imbécil mira el dedo”.

Pues eso, que yo me quedo mirando el dedo.

6 comentarios:

  1. Queremos encontrar equilibrio en la geometria de la architectura y encontramos el vertigo de ser.
    Gracias por esta photo que nos hace reflexionar.
    Un saludo
    Maia

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué sentido del humor!

    ResponderEliminar
  3. guaooo imponente, profundidad, altura

    ResponderEliminar